La inestabilidad del actual sistema de pensiones públicas

Sistema de pensiones inestabilidad

Según los últimos datos presentados por la EPA, el sistema de pensiones actual es insostenible. El gasto de las pensiones en julio ha superado ya los 8.021 millones de euros, los cuales han sido pagados por 17,35 millones de trabajadores.

La proporción trabajadores / pensionistas es del 1,8, cuando el mínimo para que el sistema sea sostenible es 2. Si esto continúa así mucho tiempo más, el sistema de pensiones entrará en quiebra. Según el Gobierno: “Cualquier elemento de ahorro que cualquier ciudadano pueda utilizar para configurarse su futuro en base a rentas vitalicias u otros instrumentos necesita de todas las garantías y seguridades”.

La pensión media de jubilación llegó a los 1.000,54€, un 2 % más que el mismo periodo de 2013. Además, la pensión media del sistema, donde se incluyen las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares, se situó en 871,52€ mensuales, 1,7% más respecto al año pasado. Las pensiones contributivas subieron a 9.204.151, 1,4% más. Más de la mitad de estas prestaciones, 5.560.266, son por jubilación; 2.348.586 por viudedad; 929.686 por incapacidad permanente; 327.126 por orfandad y 38.487 a favor de familiares.

El Gobierno en la próxima reforma fiscal incluirá medidas para complementar las pensiones, con una renta vitalicia exenta a los mayores de 65 años. Así, este colectivo no tributaría por las plusvalías generadas por las ventas de activos, cuyo dinero se quedaría en el banco o mutua, que le pagaría la parte proporcional como una renta vitalicia.

Respecto al uso de la “hucha de las pensiones”, de la que el Gobierno ha sacado 5.000 millones para hacer frente a la paga extra de verano, Tomás Burgos, Secretario de Estado de Seguridad Social, ha afirmado que seguirán usando el fondo de reserva para continuar pagando las pensiones. En este sentido, afirma que se trata de un pago “puntual, preciso y concreto de todas las pensiones”. No obstante, desde 2008, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social sólo ha recibido 1.740 millones de euros, en el año 2010. Ni un sólo año más ha sido incluida partida alguna para dotar este fondo, que ha llegado a tener 52.113 millones de euros junto con 1.092 millones de euros para incapacidad, para un total de 53.205 millones. En 2012, el Gobierno retiró 18.651 millones y ahora otros 5.000 millones, por lo que el Fondo, la hucha de las pensiones, junto con los rendimientos que da la deuda pública, tiene un máximo de 49.000 millones de euros. Y es que, el 97% de este fondo está invertido en deuda pública española.

“El sistema de la Seguridad Socia se encuentra en una situación de déficit y, mientras persista, vamos a utilizar el Fondo de Reserva”, ha dicho el secretario de Estado, porque para eso está, para que los ciudadanos sepan que tienen la absoluta seguridad de percibir sus pensiones. Además, ha añadido que el Gobierno seguirá trabajando para que la situación revierta”, y ha recordado que el numero de afiliados ha aumentado en más de medio millón desde el punto más bajo, algo que “continuará en los próximos meses”.

Burgos ha explicado que la labor del Gobierno es que el sistema de pensiones “funcione bien”, si bien se ha mostrado a favor de que los ciudadanos tengan a mano “otros instrumentos para complementarlo, y no para sustituirlo”. No obstante, “cualquier elemento de ahorro que cualquier ciudadano pueda utilizar para configurarse su futuro en base a rentas vitalicias u otros instrumentos necesita de todas las garantías y seguridades”, ha recalcado el secretario de Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.